Desordenes nutricionales

Hoy en día es muy común encontrar un alto porcentaje de personas con algún desorden nutricional, uno de los que ha avanzado muy rápido en el tiempo y ha preocupado mucho al sector de la salud es la obesidad, es una enfermedad originada por causas multifactoriales  como los hábitos alimenticios, modo de vida o hasta la genética, la obesidad entonces es una enfermedad crónica prevenible que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo; es decir cuando la reserva natural de energía, almacenada en forma de grasa corporal se incrementa hasta un punto donde se asocia con numerosas complicaciones como ciertas condiciones de salud o enfermedades y un incremento de la mortalidad. El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. La OMS (Organización Mundial de la Salud) define como obesidad cuando el IMC (índice de masa corporal, el cálculo entre la estatura y el peso del individuo) es igual o superior a 30 kg/m². También se considera signo de obesidad un perímetro abdominal aumentado en hombres mayor o igual a 102 cm y en mujeres mayor o igual a 88 cm. La obesidad aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades, particularmente enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño, ictus, osteoartritis, así como a algunas formas de cáncer, padecimientos dermatológicos y gastrointestinales.

La obesidad es una enfermedad a la que cualquiera de nosotros puede llegar si descuidamos nuestros hábitos alimenticios y nuestro estilo de vida, porque no se trata de comer mucho, sino de comer sano y balanceado. Por eso preguntate hoy ¿Estoy comiendo adecuadamente? ¿Tengo hábitos saludables? Recuerda que esto no es sólo una enfermedad que te puede afectar a ti, sino también con quienes vives, ya que como en el caso de los niños ellos crecen y se forman con lo que ven, y si ven malos hábitos lo más probable es que los copien, los aprendan y los apliquen.

Otro de los desordenes nutricionales por el que se ha alarmado mucho en el mundo es la anorexia, ya que esta es una enfermedad que en el mayor de los casos afecta a las mujeres adolescentes por trastornos psicogénicos de la alimentación, tienen una obsesión de estar obesas pero en realidad no lo están, y por esto no comen o no se alimentan con los nutrientes necesarios provocando una disminución de peso notoria, hasta el punto de quedar extremadamente delgadas.  En los países desarrollados, el número de personas afectadas oscila entre el 0,3% y el 1% de las mujeres, mientras que en los varones es solamente del 0,1%. El grupo más afectado es el de adolescentes del sexo femenino con edades comprendidas entre 15 y 19 años que representan el 40% del total de pacientes. Aproximadamente el 90% de las personas diagnosticadas son mujeres. La anorexia nerviosa es más frecuente en miembros de las clases sociales altas y es inusual en los países no desarrollados.

Con estos dos ejemplos de desordenes nutricionales podemos darnos cuenta que esto no sólo afecta a quienes no tienen dinero para estar bien nutridos y poder asistir a un médico para que los asesore, sino que estos problemas de nutrición afectan a la población en general tanto las personas de clase alta, como las de media y baja, como lo he mencionado anteriormente no es un problema que sólo se liga al dinero, sino también a la educación de las personas, que sepan que deben comer y como deben hacerlo  y  también del compromiso de ellas consigo mismas, de tener buenos hábitos. Tanto la obesidad como la anorexia se vuelven desequilibrios del cuerpo que se ligan a la necesidad de algo (la comida o un estereotipo)  por eso si crees que estás en un inicio de alguna de esta enfermedades o cualquier otro desorden nutricional no dudes en pedir ayuda profesional, que te asesore y recuerda que el tener buena salud no sólo es responsabilidad de el médico, sino también de ti y tu compromiso.

Referencias:

 http://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad

http://es.wikipedia.org/wiki/Anorexia_nerviosa

Ejercicio y buenos hábitos

Un día en nuestra vida incluye todo tipo de actividades, pero lastimosamente entre ellas no está el ejercicio. Nos hemos acostumbrado a una vida sedentaria en la que hacemos el mínimo esfuerzo físico. Preferimos tomar un taxi, bus o manejar para ir al trabajo o estudio, aunque éste se encuentre cerca de nuestra casa. La verdad es que muy pocos se preocupan seguir unas rutinas diarias de acondicionamiento físico.  Muchos al ver que gozan de buena salud,  tienen un peso adecuado y buen aspecto corporal; no toman en cuenta el ejercicio y sus beneficios. Se estima que entre un 9 a un 16 por ciento de las muertes producidas en los países desarrollados pueden ser atribuidas a un estilo de vida sedentario.

Se considera ejercicio físico al conjunto de acciones motoras musculares, que mejoran y mantienen la aptitud física, la salud y el bienestar de la persona.  Se necesita para mejorar el sistema cardiovascular, deportes, desarrollar habilidades atléticas , pérdida de grasa o mantenimiento y  recreación. La actividad física nos puede proporcionar una vida más larga y ayudar a mejorar la salud.   El ejercicio ayuda a prevenir muchas enfermedades. Es importante saber que en todas las etapas de la vida se debe practicar; es importante para que los niños crezcan,  los adolescentes se mantengan en forma y los adultos impidan la aparición de afecciones y si estás ya están presentes, para controlar y mejorar la sintomatología. Es importante que los adultos mayores consulten a su médico sobre los ejercicios que pueden realizar.

Lo ideal es el ejercicio que aumenta los latidos del corazón el ritmo cardíaco.  Resultaría excelente que todos los días hiciéramos ejercicio, pero como se dificulta, es recomendable hacer  treinta minutos de ejercicio mínimo tres veces por semana.  Para muchos resulta incómodo y aburrido ejercitarse solos, por eso una buena opción es hacerlo en compañía de familiares y amigos.

Hacer ejercicio no es tan difícil como parece. El solo hecho de subir por las escaleras en vez de por el ascensor, ya es hacerlo. No necesitamos asistir a los más caros gimnasios para lograr lo que queremos. Un ejercicio fabuloso es caminar, comúnmente se nos ha enseñado que  con ejercicios de gran fuerza, como el cardio, es que se queman calorías; pero desde la bioquímica está comprobado que los ejercicios de resistencia son los que logran un mayor efecto ; ya que los ejercicios de gran fuerza queman los carbohidratos, pero los ejercicios de resistencia, como caminar, logran quemar las grasas acumuladas en los adipocitos de nuestro cuerpo.  Igual todos los ejercicios son benéficos; todo depende de los gustos.  Existen maravillosas alternativas como la danza, la natación, el baloncesto, el ciclismo, el kick boxing, el spinning, el football, etc.  Para quienes poseen recursos económicos, los gimnasios son de gran ayuda ya que los ejercicios son dirigidos. También la Internet o el televisor son de gran ayuda a la hora del ejercicio,  se pueden hallar muy buenos vídeos o tutoriales con rutinas de ejercicio que fácilmente podemos seguir desde la comodidad de nuestro hogar.

Es significativo tener en cuenta  hacer un previo estiramiento diez minutos antes de empezar el ejercicio para evitar lesiones y desgarres musculares. También es importante realizar este estiramiento al finalizar el ejercicio.  La hidratación juega un papel clave, es mentira que tomar agua mientras nos ejercitamos engorda, por el contrario el agua nos refresca y anima a continuar. El ritmo del ejercicio depende de las capacidades de cada quién, poco a poco se debe ir aumentando hasta donde más se pueda sin excederse.

Otra hábito con un valor incalculable es dormir. Los adultos se acuestan demasiado tarde terminando sus labores y los jóvenes se han acostumbrado a estudiar o realizar otras actividades hasta altas horas de la madrugada.  Pero el sueño, ese estado de reposo absolutos, es vital para nuestro funcionamiento diario.  Cuando dormimos bien, al otro día rendimos más en nuestras actividades y tenemos más alientos de vida. Lo recomendable es que los niños duerman alrededor de  10 a 12 horas, los adolescentes  8 horas y los adultos entre 6 y 8 horas.  Es imprescindible el sueño porque gracias a él, se asimilan los conocimientos, se realizan mejor las funciones del aprendizaje.  Las posiciones ideales para dormir son de lado o boca arriba. El sueño debe ser ininterrumpido y profundo.

Nutrición en Colombia

Colombia es un país donde la diversidad salta a la vista. No es necesario desplazarse muy lejos para observar la diferencia cultural de nuestro país; de Buenaventura  a Cali no hay más de dos horas de camino en carro, pero es tan distinta su cultura.  En cada región a la que vamos, nos ofrecen un ramillete exquisito de comidas típicas con aportes calóricos que a veces son apropiados y otras veces no.  Lastimosamente en nuestro país, la gente no sabe comer.  Nos alimentamos de lo que queremos y no pensando en lo que realmente necesita nuestro cuerpo. Entre una saludable ensalada de verduras y una grasosa hamburguesa, la mayoría de colombianos preferimos la hamburguesa.  Nos mata un chocolate, pero generalmente le hacemos el feo a una ensalada de frutas. También cabe mencionar que en ocasiones,  comemos más de lo que debemos, excediendo así el límite de calorías que demandamos.

Un colombiano promedio come 3 veces al día y  pica entre comidas. Generalmente incluimos harinas y azúcares en cada comida sin mesura. Para los Vallecaucanos, un almuerzo delicioso es el sancocho de gallina,  éste “almuercito”  contiene 3 harinas, más el arroz serían 4 harinas que nos comemos en tan solo una de las comidas del día. Todo lo anterior ha desencadenado una respuesta por parte del  organismo, el sobrepeso. La gran mayoría de colombianos mayores de 50 años tienen sobrepeso, lo grave es que se acompaña de enfermedades y patologías como la hipertensión arterial,   diabetes,  cardiopatías, etc., con la complicación de que a esta edad es más difícil bajar de peso. También es alarmante saber que una gran cantidad de niños tienen sobrepeso, sus papás los pueden ver muy lindos y tiernos, pero alrededor de su corazón de acumula grasa que traerá consecuencias no deseables.  Todas las personas que padecen de sobrepeso  tienen una malnutrición;  ingieren demasiado lo que no es saludable y los vegetales y verduras, que son antioxidantes importantísimos,  los dejan a un lado. En condiciones de malnutrición es lógica la descompensación del cuerpo. Comer es un placer, pero hay que saber hacerlo y todos los excesos son malos.

Por otro lado es necesario resaltar que en muchas poblaciones de Colombia el grado de desnutrición es alto. En ciertos lugares de la Guajira, Chocó y Amazonas hay grados extremos de pobreza en donde la ingesta daría es mínima. En las mismas ciudades  en que vivimos podemos observar tantas personas en la calle sin que comer. La buena nutrición es entonces mínima o nula para éstas personas. Además hay familias con un poco más de recursos, pero aún así sus entrada económicas no les dan para comprar pollo, carne y pescado; entonces el déficit alimenticio sigue siendo grande. La prevalencia de anemia por deficiencia de hierro en la niñez es un problema de alta relevancia para el país. Al año mueren 5.000 niños por desnutrición.  El ICBF ha planeado estrategias para erradicar la desnutrición infantil en 44 municipios.

Considero que en Colombia el problema del sobrepeso, es un problema de educación y cultura. Se nos ha enseñado a comer más de la cuenta y lo que no debemos. En cada barrio hay al menos, unos 5 puestos de comidas rápidas. Los comerciales nos bombardean con alimentos no nutritivos como los dulces y las gaseosas. Pienso que al país y específicamente a al ministerio de salud le ha faltado instruir al pueblo Colombiano. La gente necesita que le digan y le muestren su futuro si sigue comiendo de ésta manera, para que se asuste y al menos intente cambiar los hábitos alimenticios. Si no cuidamos nuestro cuerpo, nadie más lo va  a hacer por nosotros.  Faltan muchas más campañas y promoción de la salud. En el caso de la desnutrición, la corrupción y carencia de oportunidades son los factores determinantes. Es inminente que el gobierno se sensibilice para que utilicen los dineros correctamente e inviertan en la alimentación del pueblo. La vida es un derecho fundamental y una mala alimentación la pone en riesgo.

El equilibro del cuerpo es la salud

Todos queremos estar sanos y tener salud, pero ¿Cuántos realmente nos preocupamos por tenerla? Con esto quiero empezar, para abordar un tema tan importante como lo es nuestra salud, ya que es el equilibrio tanto biológico y físico como emocional, social y psicológico y mantener estas variables en condiciones óptimas es difícil pero no imposible. ¿Que pasa entonces cuando una o varias de estas puntos de equilibrio están mal? Entramos en una condición llamada enfermedad. Me enfocaré a un desequilibrio en especial que es la malnutrición, es el estado que aparece como resultado de una dieta desequilibrada, en la cual hay nutrientes que faltan, o de los cuales hay un exceso, o cuya ingesta se da en la proporción errónea. Puede tener como causa también la sobre alimentación. Pero el no alimentarse de una forma equilibrada o saludable es culpa de quién? De nosotros por no saber como hacerlo o de los médicos por no explicarnos adecuadamente? Yo diría que es un poco de ambas, ya que los responsables de nuestra salud somos nosotros mismos, nosotros tenemos el deber de estar informados de como cuidar nuestra salud y prevenirnos de las enfermedades pero también es responsabilidad de los agentes de la salud explicarnos adecuadamente los pasos a seguir para llevar una buena salud.

La malnutrición es causada por muchos factores como lo son la pobreza, los precios de los alimentos, las prácticas alimenticias , la productividad agrícola,  la falta de información nutricional, entre otros factores.  En 2010, habían 925 millones de personas malnutridas en el mundo, un incremento de 80 millones desde 1990, a pesar del hecho que el mundo produce suficiente comida para alimentar a todos los habitantes del planeta y podría alimentar el doble. Así nos damos cuenta que la malnutrición es causada por factores mayormente sociales, por lo cual es una responsabilidad de nosotros, de los agentes en salud y de las políticas sociales, que deben trabajar en equipo para evitar que esto siga aumentando.

El ser malnutrido también tiene una serie de consecuencias a nivel de nuestro organismo, ya que al alterarlo provoca enfermedades como la obesidad, diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares, entre otras. Y de éstas la serie de complicaciones que pueden haber sino se tratan a tiempo, hasta tal punto de llegar a la muerte. En el año 2006, el profesor Popkin en la Universidad de Carolina del Norte, dijo que actualmente hay más personas con sobrepeso que con desnutrición en el mundo.42 Dijo ante la Asociación Internacional de Economistas Agrícolas, que el número de personas con sobrepeso ha alcanzado el tope de 1000 millones de personas (de los cuales 300 millones son obesos), comparado con 800 millones malnutridos. Además, agregó que esta transición de un mundo hambriento a un mundo hombre obeso se estaba acelerando.

Por eso recomiendo que si tienes la forma de asistir a un médico lo hagas y le preguntes cual son las mejores formas de alimentarse, sino busca en libros o revistas, ahí podrás encontrar también información, lo que por mi parte te diría es que siempre tiene que haber un equilibrio, entre lo que consumas y lo que gastes, no debes exceder independientemente del alimento que sea, todos los excesos son malos, alimentarse de una forma balanceada y tener buenos hábitos como el dormir bien y hacer ejercicio te ayudarán a tener una buena salud y estar bien.